Visitar el castillo de Villena con niños

Si estáis buscando plan para el fin de semana en la provincia de Alicante, debéis saber que visitar el castillo de Villena con niños probablemente sea una de las mejores elecciones que podéis hacer. Pero no solo el castillo, o mas bien La Atalaya, ya que el castillo de Villena realmente era otro y no el que queda en pie… perdón, como decía, no solo el castillo… Villena, es una de esas ciudades (porque lo es, tiene titulo de ciudad) donde podréis encontrar un sin fin de actividades, tanto deportivas, culturales como gastronómicas, y como no, si vuestros mochuelos ya han volando del nido, ademas tendréis la oportunidad de realizar visitas a algunas de las mejores bodegas de vinos de la comarca.

Para los que no estáis ubicados, Villena es una población del norte de Alicante, que linda con Castilla-La Manda y Murcia, de hay su importancia estrategia como paso entre fronteras y su historia ancestral. No es de menos, si habéis tenido la fortuna de ver la serie de «Isabel y Fernando» que la ciudad de Villena, y su muy ilustre marques Diego Lopez De Pacheco, son de los mas nombrados a lo largo de los episodios y jugaron un papel muy destacado en la edad media. Por lo tanto, Villena se merece por si misma una entrada entera del blog, que realizaremos en breve cuando hayamos visitado mas de lo mucho que ofrece.

Como llegar al castillo de Villena

Para llegar al castillo de Villena y comenzar la visita, os vamos a dar dos opciones. Una es la de seguir el mapa que os va dejar justo delante del centro de visitantes, donde hay parking gratuito para estacionar el coche y por otro lado os vamos a proponer una idea, que es la que hicimos nosotros.

Podéis buscar aparcamiento en la Av. De Aspe o Av. De Novelda y subir desde allí al castillo, pasando por la plaza Mayor, la puerta de Santa Barbara y desfrutar un poco del encanto de los pueblos antiguos con sus serpenteantes calles. Os dejo una idea de como podéis hacer la subida.

Como habréis observado, apenas son 10 minutos andando, eso si, todo el rato cuesta arriba, así que si vais con niños muy pequeños, tendréis que tomarlo con paciencia… Otra opción, es hacerlo al revés… bajar andando y que uno de los «papis/mamis» bajen con el coche desde el parking.

¿Que ver en El Castillo de la Atalaya de Villena?

Lo primero que vamos a encontrar es el Turist Info del Castillo, donde hay montando un pequeño museo. En él podremos aprender mas sobre el castillo, su historia y otros edificios emblematicos de la ciudad. Ademas, tendremos acceso a un pequeño ejemplo del tesoro de Villena. Mas de 50 piezas de oro, encontradas en 1964 por el arqueologo José María Soler García.

Tras echar un ojo en el centro de visitantes, nos dirigimos hacia la puerta para empezar nuestra visita guiada con Coral, una chica super simpática, ataviada con Escudo y Espada de madera, que amenizo nuestra excursión al castillo con algunos de los relatos mas divertidos que hemos escuchado en mucho tiempo.

Sobre la visita guiada, decir que en ocasiones hemos realizado algunas, donde el guía se dedica a impartir una clase de historia, llena de números que acaba siendo aburrida y tediosa. Coral hizo todo lo contrario, se dedico a preguntarnos y a hacernos participar de sus explicaciones, lo que convirtió la visita en toda una experiencia. ¡Muchas gracias Coral!

¿Como es el castillo de Villena?

Se trata de una espectcular fortaleza, contruida en tiempos del Imperio Almohade a finales del s. XII. Se utilizaba entonces como refugio para población musulmana de Villena.

En un principio, contaba únicamente con la torre del homenaje y los muros interiores, si bien, muchos años después, el Marques de Villena, Diego Lopez De Pacheco levanto dos nuevos pisos sobre los ya existentes en la torre y construyó una muralla exterior.

Solamente cuando estas allí dentro, te das cuenta de que toda la fortificación esta pensada para hacer recorrer a los posibles asaltantes el mayor camino posible y así coserlos a flechas, mientras que intentan conseguirlo. Ademas, si hacemos la visita guiada, descubriremos un sin fin de detalles que de otra manera pasarían inadvertidos.

La torre del homenaje por dentro es impresionando, no solo por la altura, si no por el grosos de sus muros, nada mas ni nada menos que 4 metros de ancho… No había bala de cañón que atravesase esas paredes.

Y ya el premio gordo llega cuando te encuentras arriba del todo, desde donde puedes divisar unas maravillosas vistas de Villena y de los pueblos colindantes, como por ejemplo Yecla o Caudete.

¿Que cuesta visitar el Castillo?

El precio de las entradas es de 3 euros por adulto y 1 euro por niño. Y en caso de querer hacer una visita guiada, los horarios habituales son a las: 10:30, 11:30 y 12:30, menos los Lunes que esta cerrado por descanso.

Se puede realizar la visita por Libre, pero no lo recomendamos… mejor una visita guiada, que aprendes mas y te lo pasas mejor.

Podéis encontrar mas información en la web oficial del castillo: WEB OFICIAL

Consejos para visitar el castillo de Villena con niños

Por temas Covid, os recomiendo reservar la visita con antelación y no llegar el mismo día sin entradas, que las podéis sacar en el Centro de Visitantes, pero os puede pasar que el aforo este completo, porque son 14 personas por visita guiada. Podéis entrar sin guía, pero ya os digo, que no es lo mismo y tiene el mismo precio, así que mejor con guía.

Si andáis flojos de las piernas, que sepáis que por dentro de la torre, las escaleras son tamaño XXL. Y son cuatro pisos de Torre del homenaje, mas unas cuantas para sortear las murallas…

Ojo con los días de calor, porque dentro del castillo esta fresco, pero la visita guiada incluye partes dentro y fuera, y fuera, si estáis al sol mucho rato, no se pasa precisamente bien. Una mochila con agua nunca viene mal… y una gorra tampoco.

Agradecimientos

Queremos agradecer a Samuel de la oficina de información y turismo por su especial atención y su ayuda para realizar esta pequeña guía sobre como visitar el castillo de Villena con niños. Y también a Coral, nuestra guía super guay, que hizo que acabásemos cogiendo simpatía por el Marques de Villena (es que pensábamos que era malo malísimo) y amando al castillo de Villena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *