Visitar al Oceanográfico con niños

Aprovechando nuestra visita por Semana Santa en Valencia, tomamos la decisión de visitar uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. El Oceanográfico, un impresionante acuario (el mayor de Europa) que forma parte del complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. En su interior se representan de la manera más fiel posible, los ambientes acuáticos más importantes de nuestro planeta. Podemos encontrar desde nuestro ya conocido Mediterráneo, hasta el Ártico, pasando por los Humedales, Mares Templados y Tropicales, Océanos, Antártico, Islas y Mar Rojo. Todo un despliegue de tecnología que nos brinda la posibilidad de recorrer todo el mundo marino en unas horas.

Como llegar:

Llegar a la ciudad de las artes y las ciencias es bien sencillo, ya que está señalizado por todos los lados, aparte, si lleváis GPS (¿quién no lleva hoy en día en el móvil?) es casi imposible perderse… eso sí, no hagáis el primo pagando parkings en Valencia, y mucho menos en el Oceanográfico, ya que se puede aparcar en los alrededores con facilidad y apenas andar 2 min de reloj hasta la entrada.

Precios del Oceanografico.

Visitar al Oceanográfico con niños, desgraciadamente es caro. La Tarifa General es actualmente de 31.30€. Mucho ojo con las webs de promociones y tickets no oficiales, que te ofrecen chollos y descuentos, que tras comprobarlas, hemos visto que sale más caro comprar los tickets en ellas. Aparte de la tarifa general, tenemos la de los peques, que pagan 23.30€ si tienen menos de 12 años. Aunque realmente de 0 a 3 entran gratis (normal, no se van a enterar de nada los probecitos). A todo esto hay que sumar 3 euros si queréis ver el cine 4D.

Web Oficial para comprar entradas: https://tickets.cac.es/internetCAC/home.do?language=es-ES

Como habréis visto, si una familia media es de 2 adultos y 2 niños, la broma se nos va a más de 100 euros. Eso sí, si estamos atentos, podemos conseguir ofertas o descuentos, como por ejemplo en los aniversarios del Oceanografico, donde es habitual que los peques que vayan disfrazados de algo relacionado con el mar no paguen… En otras ocasiones se publica una tarifa plana con entradas a 15 o 16 euros durante unos días… Hay que estar atento a las redes sociales para conseguirlas.

Quizás la opción más suculenta, sea conseguir la entrada del Oceanografico y del Museo de las Ciencias combinada para ver en dos días diferentes. De esa manera os ahorrareis un buen dinero y tendréis actividad para dos días diferentes. Os cuento, que el Museo, si lo ves al detalle, no te van a llegar las horas y tendrás que volver.

Que vamos a ver

Pues nada más ni nada menos que la friolera de 45.000 animales de entre 500 especies diferentes. En el Oceanográfico podremos aprender sobre su manera de comportase, relacionarse, su alimentación y cuidados. Toda una enciclopedia del mar, pero con la posibilidad de vivirla en persona, algo que sin duda encantara a los niños. Probablemente lo que más impacta a sus visitantes, es esa misma variedad de animales entre los que podemos encontrar: delfines, ballenas beluga, morsas, leones marinos, focas, los geniales pingüinos, tortugas, tiburones de varios tipos, rayas, peces sierra, medusas, estrellas, erizos, crustáceos a cual más raro, y un abanico de aves típicas de zonas húmedas.

Una de las principales atracciones que dejan boquiabierto al más pintado, son los tuéneles acuáticos que conectan diferentes zonas. En concreto, el favorito de grandes y pequeños, suele ser el de los tiburones. Recorrer esos tubos de cristal, rodeado de los más evolucionado depredadores del medio natural es sobrecogedor. Puedes quedarte allí durante horas viendo a esos animales surcar las aguas con sus cuerpo aerodinámicos sin apenas mover las aletas. De hecho, antes de la pandemia, se organizaban noches en las que los niños de diferentes colegios podían dormir en esos túneles enfundados en sus sacos. Una especie de acampada sub-acuática, que de momento, según creo, se ha suspendido hasta que volvamos a la normalidad.

tunel submarino Oceanografico Valencia

Comer en el Oceanográfico

Si Visitar al Oceanográfico con niños es caro, comer todavia lo es mas. En el Oceanogràfic hay varios establecimientos de comida: cafetería-heladería, hamburguesas, pizzas y un restaurante submarino. Este último, es algo prohibitivo para la mayoría de las familias, ya que el menú de salida se sitúa en torno a los 35 euros por cabeza, si bien dispone de un menú infantil por unos 20 euros compuesto por una hamburguesa o unos espaguetis. Más allá de la experiencia de comer al lado de unas enormes vidrieras donde vemos a los peces pasar, no está justificado el precio, sobre todo porque a 5 minutos andando, tenemos una amplia oferta gastronómica en los centros comerciales cercanos.

Los puestos de comida rápida, tienen precios relativamente elevados. Más o menos el doble que en un bar. Un menu que se basa en una bolsa de patatas fritas, un perrito caliente y una lata de coca-cola, por unos 9,95 euros. Si tenemos en cuenta que puedes salir y entrar tantas veces como quieras durante el horario, y que a menos de 5 min a pie tenemos la oferta gastronómica habitual de los centros comerciales, no merece la pena comer dentro del Oceanográfico.

Os recomiendo que solamente por curiosidad, le echeis un ojo a las reseñas de Google de la Hamburgueseria Delfinario, que tiene una nota de 2,1 (probablemente la mas baja de todo Valencia) y del restaurante Oceanos, que tiene una nota de 2,7. Cuesta encontrar sitios con reseñas tan negativas de los clientes… De verdad, que la direccion del Oceanografico, deberia revisar esto.

Por otro lado, comentar que la visita se puede realizar perfectamente en una mañana, por lo que no hay motivo que justifique permanecer en el lugar para comer.

delfinario Oceanografico Valencia

Sorpresa final

 A todo esto, tenemos que sumar el espectáculo del delfinario a ver el espectáculo. Como nota añadir, que no es delfinario más cómodo del mundo. Se te queda el culete cuadrado porque no hay asientos como tal. Cualquier cosa que llevéis (una chaqueta, la sudadera, lo que sea os vendrá genial para aposentar el pompis. Aunque ver a los delfines haciendo cabriolas es alucinante y a los nenes pequeños les encanta, me fije en un detalle que me decepciono bastante. Durante la actuación apenas explican nada sobre los delfines. Por ejemplo en Mundomar, durante el espectáculo te explican cómo se llaman los mamíferos, que comen, que cuidados tienen, su edad… un montón de datos, además animan el show con música y hacen participar a la gente… Aquí la verdad, me resulto bastante soso y carente de emoción. Una pena… deberían revisarlo esto.

Consejos:

Para visitar al Oceanográfico con niños de manera adecuada lo mejor es hacerlo en primavera, antes de que empiece el agobio del verano, ya que Valencia es una ciudad muy turistica. En Julio y Agosto, hay tanta gente que no resulta nada divertida la visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *