Excursión al castillo de Santa Bárbara con niños

castillo de Santa Bárbara con niños
Para visitar el castillo de Santa Bárbara con niños debemos conocer algunos datos primero. Se encuentra ubicado en el centro de la ciudad de Alicante, España, sobre el monte Benacantil, mole rocosa de 166 m de altitud lindante con el mar. Esto le confería un enorme valor estratégico ya que desde la misma se divisa toda la bahía de Alicante y sus alrededores terrestres. La imagen de la montaña desde la playa asemeja una cara, por lo que recibe el nombre de «la cara del moro» y es un icono de la ciudad de Alicante.

Visitando el Castillo de Santa Bárbara con niños

Se divide este castillo en tres recintos bien diferenciados:

Primer recinto:

El primero de ellos es el más alto, se le conoce por «La torreta». Al encontrarse en él la vieja Torre del Homenaje tiene los vestigios más antiguos de toda la fortaleza. Se trata de unos basamentos de los siglos XI al XIII. En este recinto contemplamos, entre otros, el llamado Baluarte de los Ingleses, así como otras dependencias: Parque de Ingenieros, Sala Noble, que fuera hospital, Casa del Gobernador, etc. La explanada más elevada es conocida como «Macho del Castillo»; en ella estuvo la antigua alcazaba.

Segundo recinto

El recinto intermedio corresponde a las dependencias más importantes concluidas en 1580. El Salón Felipe II, antiguo Cuerpo de la Tropa frente al amplio Patio de Armas. A sus espaldas se hallan las ruinas de la ermita de Santa Bárbara, Cuerpo de Guardia, Baluarte de la Reina, etc.

Tercer recinto.

Del siglo XVIII data el recinto inferior donde encontramos el Revellín del Bon Repós. Hace actualmente las funciones de aparcamiento. En él que se ubica el monumento al ilustre militar alicantino Félix Berenguer de Marquina, que fuera capitán general de Filipinas y virrey de Nuevo México. El gran escudo de mármol blanco (siglo XVIII) que hay sobre la puerta de acceso al segundo recinto se hallaba en el Real Consulado del Mar, edificio destruido por una explosión. Como podéis ver, visitar el castillo de Santa Bárbara con niños no es imposible. Nosotros accedimos como unos campeones, bien temprano por la mañana y a pata, para que los peques se pongan fuertes. Alejandro, que al día siguiente cumplía dos años, pudo completar la subida sin problemas, así que no hay excusa: Los niños patean si se les acostumbra a ello!! La guardiana del castillo nos dejo acceder al mismo sin poner pegas. Os recuerdo que la visita es gratuita y que solo se pagan las exposiciones temporales.

Dentro del castillo de Santa Bárbara con niños

Una vez en el interior del Castillo, podremos encontrar multitud de actividades para hacer y en ocasiones, exposiciones especiales. A mencionar una de Playmobil a la que acudimos también y que fue una pasada. Aunque hay que comentar, que dichas exposiciones suelen ser de pago, aunque muy económicas. Nada mas llegar, una parada para descansar en una zona con actividades. Visitar el castillo de Santa Bárbara con niños no es solamente andar y andar. La subida nos llevo casi una hora, ya que tuvimos que parar muchas veces para coger aire y los peques se merecían un rato para ellos (o sea, un descanso).

Exposiciones:

Si vais a visitar el castillo de Santa Bárbara con niños, debéis conocer que hay varias exposiciones gratuitas. Pero si los nenes son muy pequeños, difícilmente entenderán lo que están viendo. De todas formas, os recomiendo que entréis en una sala donde se proyecta un divertido vídeo de la toma del castillo por parte de los Franceses cuando los Ingleses ostentaban el control del mismo. Alejandro decidió empezar la reconquista de Gibraltar disparando uno de los cañones… pero por mucho que se esforzó, no consiguió lanzar ni una salva.

Consejos:

Lo mas importante a la hora de visitar el castillo de Santa Bárbara con niños, es evitar los días de calor… Si no estas preparado para una subida de 1 hora con un desnivel bastante elevado, puedes tomar el ascensor que sube al castillo justo en frente de la playa por un módico precio. A primerísima hora de la mañana es fácil aparcar en el propio castillo. Después de visitar el castillo no es mala idea pasear por el puerto. Otras excursiones a castillos: Castillo de Sax

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *