Viajar en avión con niños pequeños – Top Consejos

viajar en avión con niños pequeños

Especial sobre como viajar en avión con niños pequeños + truco importante al final del todo

La primera vez que viaje en avión con Alejandro e Irene, debían tener como 3 años él y 5 años ella… Lo recuerdo muy bien, viajamos a Londres a pasar la Semana Santa. Y lo primero que pensé fue: “Tener a dos niños pequeños 3 horas sentados en un avión… ufff… complicado”. Puede pasar de todo: les puede dar ganas de hacer pipi, se pueden asustar, poner nerviosos, yo que se…

Superado ese primer minuto de “mini-estréss” recordar un artículo que había leído hacía mucho tiempo en un blog, sobre un padre que se quedaba atrapado en el metro de New York con su hijo. El hombre relataba que se habían visto obligados a salir del vagón y caminar por las vías hasta la estación más cercana. Su acierto fue “venderle” a su hijo el suceso como una emocionante aventura. Así pues, el niño, en vez de ir asustado, iba emocionado por los oscuros túneles.

La solución para que todo vaya bien

Con esta idea en la mente, decidí “vender” a mis hijos, nuestro viaje en avión como una aventura, así que cuando subimos a la aeronave, estaban deseando ver el despegue, aparte de que se habían pasado ya una hora viendo aterrizajes desde los ventanales de la terminal. De hecho, si a Alejandro le hubiesen dejado, se habría hecho con los mandos del aparato (jajaja). Afortunadamente no fue así, pues vete tú a saber donde habríamos acabado.

No obstante, hay ciertas cosas, y no te cuento ya, si hablamos de viajar en avión con niños pequeños a destinos más “exóticos” que debes tener en cuenta. Por ejemplo, viajar a EEUU desde Madrid supone, en el mejor de los casos 8 horas de vuelo. No te cuento ya si tienes que hacer trasbordos en Paris o Londres. Y como los enlaces sean de muchas horas, apaga y vámonos. Así que vamos a ver, que cosas podamos hacer para “llevarlo mejor”.

¿A dónde me voy? Conocer horarios y costumbres

Yo tengo como norma, desde que dieron el primer paso, que cada uno de mis peques se lleve su mochila, con sus cosas. Así que empecé a pensar en cosas que podíamos necesitar, no solo para el viaje en avión, también para nuestra estancia en el hotel. Los horarios en UK no tienen nada que ver con España. Normalmente allí a las 18:00 esta todo vendido y toca volverse al alojamiento. Pero las baterías de los peques no se agotan a la misma hora, si no que pueden durar 3 o 4 horas extra.

Cosas que no pueden faltar en la mochila

Viajar en avión con niños pequeños hoy en día parece sencillo. Una tablet, películas de Disney y todo arreglado… pero no es tan fácil. Un niño puede aguantar 1 hora, o 2 a lo mejor, sentando viendo dibujos en la tablet, pero olvídate de que se pase las 8 horas del vuelo a EEUU de la misma manera. De hecho, no te hace falta ni la tablet en ese momento, ya que los aviones transoceánicos por norma general, llevan en cada asiento un completo equipo multimedia con películas, música y hasta juegos.

Los documentos de identidad

Parece una chorrada, pero una de mis mejores amigas viajaba con Ryanair de Alicante a Santiago de Compostela y tuvo que hacer el viaje en coche al día siguiente. ¿Motivo? Raynair en su día no permita subir a los aviones a nadie que no tuviese DNI, niños y bebes incluidos. La cosas, es que encima la avise dos semanas antes, pero pensó que no era tan importante. Así que mucho ojo con aceptar los «términos y condiciones» sin leerlos, que luego vienen las sorpresas. Entre la documentación necesaria para viajar con niños en avión, recordad, que no falten los DNIs. Y mucho ojo, según a que países voléis, puede ser necesario el Pasaporte, e incluso visados, vacunas, etc…

Pinturas y folios

Imprescindibles para viajar en avión con niños pequeños. Más vale lo viejo conocido, que lo moderno por conocer. Que luego algunos me contáis que al llegar al destino no podéis enchufar la tablet porque los enchufes allí son diferentes. Aparte, de que yo, o es que soy muy tradicional, o prefiero menos videojuegos y mas creatividad.

Juguetes sí, pero los justos

Si es por ellos (por tus hijos), tendrás que llevarte una maleta de 50 kilos cargada con todos sus juguetes favoritos, así que explícales que “el señor que conduce el avión” solo les deja llevar sus 3 juguetes favoritos y que si llevan mas, no les va a dejar subirse al avión. Recuerda siempre esto: no seas tú el/la malo/a si puede serlo otra persona (jejeje).

Que no falte el Chromecast

Creo que es la primera cosa que me hecho a la maleta siempre que vamos de viaje. Es una cosa que no ocupa nada y si la puedes poner en la tele del hotel, sumado a lo maravilloso que es Netflix Kids, tenemos el coctel perfecto para que no haya pegas a la hora de irse a la cama por la noche. Una peli en familia y a dormir.

Botellas de agua y snacks

En vuelos largos te dan de comer (bueno, si se le pueda llamar comida), pero no está demás llevarte algo que a ti te guste. O que les guste a ellos. Pero mucho ojo con el agua. Aquí hay dos opciones. O les pones botellas de 330 ml vacías (que luego puedes llenar en las fuentes del aeropuerto), o pagar las botellas de agua en la terminal a precio de Barril de petróleo Brent. Si quieres hacerlo perfecto, hay unas botellas metálicas reutilizables, que contaminan menos ¡Piensalo!

Echa mucha paciencia en TU mochila

Recuerda que hablamos de viajar en avión con niños pequeños. No con tu razonable y sensato hermano de 30 años. Son peques, aparte de estar en un sitio nuevo, fuera de su rutina, son híper-sensibles a cómo te comportas y reaccionas. Si eres de esas personas que van siempre con prisas, llegas tarde y vas estresado, lo van a notar y reaccionaran de acuerdo a lo que ven. Yo en mi caso, soy muy tranquilo y previsor. Así que ya sabéis, dosis de paciencia extra en el café de la mañana. Me viene a la cabeza Emilio Duró que decía que a un niño le dices que mañana hay playa, y esa noche no duerme de la emoción… Imagina ante un viaje en avión. Intensidad nivel PRO.

Cosas que SI pueden faltar en la mochila

Aunque parezca mentira, hay muchas cosas que cualquier padre o madre poco versado en los viajes metería en la maleta, pero como podrás ver ahora, no son realmente tan necesarios.

Cosas de higiene por un tubo

No te lleves un paquete de pañales nuevo (si tu niño/a es bebe). ¿Sabes que puedes comprar pañales cuando llegues al destino? Toallitas, klenex, leche en polvo, etc, etc… Todo lo que puedas comprar al llegar allí en un TESCO son cosas que te ahorras de ir cargado. Tema medicamentos es un caso aparte. En el aeropuerto podrías tener problemas con algunos. Mejor informase primero.

El super carro de 900 euros que me regalo la suegra

Igualmente… no te lleves el carrito tan chulo que te regalaron al ser padre/madre. Cómprate en Carrefour uno de 19,95 hiper-plegable y llévate ese, que ocupa poco y para 4 o 5 días te hace mejor apaño. Yo en mi caso, no me lleve ninguno y Alejandro tenía 3 años cuando fuimos a Londres. El niño pateaba y cuando se cansaba, nos subíamos a un “bus de los rojos” y nos echábamos media hora dando vueltas. Ellos en la ventaba de arriba, encantados de la vida.

Ropa, ropa y mas ropa, que puede pasar de todo

Dos cientos millones de prendas de vestir por si hace mucho frio, frio, llueve, diluvia, jarrea, hace niebla, sale el sol, hace calor, mucho calor. Los niños, por normal general, se adaptan a las temperaturas igual que tu. No te vayas cargado de ropa, que en caso de extrema necesidad, siempre puedes comprar algo en destino. Primark hay en todos los lados ¡Recuérdalo!

Truco final: ¡Cuidado con el ambiente en el avión!

Temperatura

Se trata de algo en lo que casi nadie cae. En los aviones, normalmente la temperatura puede varias notablemente de la parte delantera (donde te puedes morir de frío) y la parte trasera (donde te asas de calor). Ademas, al ser Aire Acondicionado durante muchas horas, tiende a resecar fosas nasales, gargantas, etc… Las partes del avión donde la temperatura es mas optima, sin duda alguna son las centrales.

Presión

Por otro lado, los cambios de altitud van acompañados de cambios de presión. Aunque el avión esta presurizado (debéis saber que a mas de 5.000 metros de altura, no hay apenas oxigeno para respirar), nuestros cuerpos en un principio no notan esos cambios, pero a la hora de aterrizar si. Si viajas mucho en avión, habrás notado esos pinchazos en los oídos durante el descenso. Los niños pequeños, que aun no hablan, lo sufrirán sin poder decirte que les duele… Así que a llorar porque algo va mal. Y tu loco/a perdido porque no sabes que es.

Solución a los cambios de presión

Para niños bebes, nada mejor que darles de comer durante el descenso. El movimiento de la mandíbula producirá que los oídos se destaponen de manera natural. Igual de efectivo un buen bostezo. Para nosotros y los peques menos peques, se recomienda mascar chicle. O igualmente pegarse un buen bostezo. Intentar aguantar ese dolor no es buena idea, os lo garantizo, que lo he probado yo mismo. Cuando mas tiempo pase, mas se agudiza y puede llegar a provocar lesiones internas en el oído.

Y yo diría que más o menos eso es todo. Seguro que se me pasa alguna cosa, pero todo es un poco de sentido común.

Espero que esta mini guía os ayude. Un abrazo a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *